Cómo motivar y retener al personal

Pareciera que todos los días vienen con un nuevo desafío en cuanto a las situaciones que los dueños de los negocios deben enfrentar y el tiempo no les alcanza para enfocarse en lo importante, por lo que terminan ocupándose sólo de las urgencias y realmente no avanzan.

El esfuerzo y dedicación que invierten en sus negocios, no se ve reflejado en resultados y bienestar. Año tras año la situación se repite, el tiempo lo destinan exclusivamente a mantener el funcionamiento de la empresa y, con el pasar de los meses, es eso justamente lo que logran.

Los recursos financieros siempre escasean y, a pesar de que consiguen aumentar sus niveles de venta e ingresos, la falta de liquidez es permanente y los dineros no están disponibles. Es muy habitual que en las pequeñas y medianas empresas los dueños se pregunten ¿dónde está la plata? El desconocimiento de los números, el lenguaje de los negocios, no permite que entiendan el origen del problema y pierden de vista las oportunidades de organizar sus finanzas y de dominar ésta área, reduciendo las diferencias entre un estado de pérdidas y ganancias y el flujo de caja (el efectivo).

En su gran mayoría, los dueños de pequeñas y medianas empresa no aprovechan la oportunidad de construir equipos de trabajo y hacen que todas las decisiones pasen por ellos, con lo cual se crean una trampa, puesto que acaban diseñando el negocio para que dependa de su presencia. Tienen serias frustraciones en relación al desempeño de sus equipos y sienten que sus empleados no se comprometen. Y aún cuando pueden invertir en capacitación, no logran retener al personal calificado.

En la búsqueda de respuestas y soluciones a estas problemáticas, el proceso parte por asumir que por mucho tiempo los negocios se han centrado en el dominio del producto. Hoy, sin embargo, la clave es estar centrados en el cliente para descubrir y satisfacer con rapidez sus necesidades, y no existe mejor forma de lograrlo que por medio de las personas que trabajan en una empresa, pero para eso es requisito mantenerlos motivados…

Las diversas tareas que comprende el funcionamiento de una compañía, sólo se pueden realizar con excelencia si el personal que las ejecuta está suficientemente motivado y enfocado en el servicio al cliente. Por lo tanto, si el dueño destina una buena parte de sus recursos (tiempo) y esfuerzos para motivar a sus colaboradores, podrá esperar mejores resultados. A continuación se describen algunos elementos relevantes para iniciar un proceso de cambio de comportamiento basado en la motivación de los empleados:

Capacitación y Entrenamiento. Una de las razones por las que un trabajador puede ofrecer un servicio inadecuado, es por falta de conocimiento acerca de los productos o servicios que la empresa brinda. Atender al cliente con respuestas cortas, negativas o tajantes, puede ser identificado como una señal de “ignorancia técnica” que el personal de atención o vendedores puede estar enviando. Invertir en capacitarlos adecuadamente y proveerles del material requerido para su desempeño (precios, catálogos, entrenamiento, etc.), es un primer paso para reforzar su seguridad personal y profesional.  Junto con ello, el dueño estará transmitiendo interés en desarrollar a las personas, lo que contribuye de manera positiva a generar compromiso con la empresa y su líder.

Identidad con la compañía. Los japoneses han hecho uso de este concepto por siglos y consiste en hacer que los colaboradores (no “empleados”) se sientan parte de la historia que se está escribiendo y se identifiquen con la visión de la empresa. Darles a conocer la historia de la compañía, los logros y los objetivos a mediano y largo plazo, ayudará a reducir la apatía y crear en ellos un compromiso mayor.

Incentivos. Toda persona necesita de incentivos para mejorar su productividad. La regla es, “quien trabaja mejor”, debe ser recompensado por sobre quienes simplemente “trabajan normal”, de tal manera que se cree una energía sana y positiva en los equipos y colaboradores que demuestran un mayor compromiso, desempeño y calidad en la atención del cliente. Bonos económicos, días libres, viajes o algún premio trimestral, pueden hacer la diferencia en la forma en que el personal hace su trabajo.

Reconocimiento. Las grandes compañías manejan muy bien este concepto, ya que comprenden que una de las necesidades primordiales del ser humano es “ser reconocido” por sus logros. Crear ceremonias semestrales y anuales, en las cuales se reconozca con un diploma y algún obsequio el compromiso de los mejores colaboradores, es una forma de mantener viva la energía positiva que potencia la calidad en el servicio. Sin importar el nivel o el área de trabajo en la que se desempeñan, desde un conserje hasta un gerente, todos necesitan en algún momento recibir reconocimiento. La foto con el empleado del mes o el “mejor vendedor”, son excelentes para este fin.

Un líder (dueño) debe tener presente que si incrementa la calidad de vida de su personal, automáticamente estará aumentado su efectividad en los negocios. Si decide iniciar un proceso de cambio y pone atención a aplicar las estrategias arriba mencionadas, estará en el camino correcto.

El siguiente paso en que debe centrar su atención, es en la retención del personal talentoso, para lo cual se sugiere enfocarse en las siguientes claves que han sido exitosamente probadas en su efectividad para retener y desarrollar a las personas:

La crisis por un lado y la escasez de mano de obra por otro, nos está haciendo daño a todos. Es por eso que se debe considerar algunos elementos que ayudaran a retener al personal de la empresa:

Empiece con aprecio honrado y sincero. Quizás simplemente están haciendo la tarea por la cual usted les paga, pero de todos modos pueden ser apreciados por su trabajo duro, su compromiso o su atención a la calidad. Recuérdeles constantemente que aprecia lo que están haciendo por la empresa.

Hágalos sentir importantes todos los días, sinceramente. Los empleados de hoy saben cuán valiosos son su trabajo y sus habilidades, pero muy a menudo, una vez que contratamos a alguien, nos olvidamos de recordarle cuán valioso es para la empresa. Camine por la oficina o la planta y dígales de qué manera su desempeño contribuye a que sus clientes estén satisfechos.

Sea comprensivo con sus ideas y deseos. Cada individuo tiene metas y sueños únicos. Averigüe sobre esos deseos y haga lo que pueda para ayudar al empleado a lograrlos. Un empleado joven puede estar ahorrando para comprarse una casa; ofrézcale una hora con su asesor personal de inversiones como un servicio de regalo por el aniversario. Otros empleados pueden querer más tiempo con sus hijos; aliente a los supervisores para que trabajen con horarios de trabajo flexibles, incluyendo más puestos de medio tiempo.

Hable siempre de lo que les interesa. ¿Cómo discute el futuro de la empresa? Muchos presidentes de compañías llaman a reuniones para hablar sobre el crecimiento y las ganancias, asumiendo que los empleados valoran estas cosas. Muchos empleados, sin embargo, se van de estas reuniones con la sensación de que si trabajan más duro, otras personas ven los beneficios, no ellos. En vez de esto, hable sobre el futuro de la empresa en los términos de los empleados. Mayores ingresos pueden generar más oportunidades de capacitación u otros beneficios deseables. La expansión significa que más personas van a ser ascendidas.

No se puede garantizar que esto solucione su problema completamente, especialmente a corto plazo, ya que las personas jóvenes en particular no han tenido la suficiente experiencia de vida como para darse cuenta que es más importante el respeto que unos pesos extra en el bolsillo. No obstante, sí se puede decir que las empresas con los mejores records en retención de empleados, siguen estas estrategias diligentemente.

 por Fernando Peirano, de Action Coach 

Sobre ActionCOACH: Firma #1 del mundo en Coaching de Negocios, con presencia en 72 países. Ha ayudado a más de 40.000 dueños a desempeñar mejor su rol, recuperar tiempo libre y calidad de vida. Prácticamente la totalidad de estos casos se acercó a la firma buscando respuestas a las problemáticas más frecuentes y permanentes que enfrentan en su desafío de sacar adelante sus empresas.

Déjenos su comentario