Salzbrezeln (lazos)

Se trata de unos panecillos de origen alemán, con forma de anillo retorcido y rociados de sal. Se comen tradicionalmente con cerveza, como un aperitivo.

Hay de dos tipos: Los duros y crujientes y los blandos y ligeros. Si prefiere hacer de los primeros, omita el leudado final después de haber dado forma a la masa.

INGREDIENTES

  • 2 cucharaditas de levadura seca.
  • 300 ml de agua.
  • 500 gramos de harina de fuerza.
  • 1 ½ cucharadita de sal.
  • Glaseado de huevo, preparado con un huevo y una cucharadita de agua.
  • Semillas de sésamo, de amapola o sal gruesa para el acabado.

ELABORACIÓN

1.- Esparcir la levadura en un tazón con 100 ml de agua. Revolver por 5 minutos para que se disuelva. Mezclar la harina y la sal en un recipiente grande. Hacer un hoyo en el centro y verter la mezcla inicial.

2.- Con una cuchara de madera, hacer caer la harina de los costados del recipiente y mezclar con el agua con levadura para formar una pasta blanda. Tapar con un paño y dejar “esponjar” unos 20 minutos, hasta que leude y forme espuma.

3.- Mezclar con harina. Añadir revolviendo el resto del agua, según sea necesario, hasta forma una masa dura y pegajosa.

4.- Volcar la masa sobre una superficie ligeramente enharinada. Amasar durante 10 minutos, hasta que la masa quede homogénea y elástica.

5.- Ponerla en un recipiente y taparla con un paño. Dejar leudar de 1 ½ a 2 horas, hasta que doble su tamaño. Desinflar y dejar reposar por 10 minutos.

6.- Dividir la masa en 8 trozos. Dar a cada uno la forma de un bollo redondo primero y, luego, ovalado. Hacer rodar cada óvalo hacia atrás y hacia adelante, deslizando los dedos a lo largo de la masa para formar una tira de unos 40 centímetros de largo, que tenga en el centro un espesor de 2,5 centímetros y 5 mm en los extremos.

7.- Dar forma de lazos. Poner en una placa de hornear ligeramente enharinada y tapar con un paño. Dejar leudar durante unos 45 minutos, hasta que dupliquen su tamaño.

8.- Pintar los lazos con glaseado de huevo y esparcir encima el acabado de su elección. Llevar a horno previamente calentado y dejar 15 a 20 minutos, hasta que tomen un color dorado. Enfriar sobre rejilla de alambre.

VARIACIÓN: SALZSTANGEN (bastones salados)

1.- Preparar la masa como en el Salzbreseln (hasta el paso 6).

2.- Dividir la masa en dos trozos y luego estirar cada uno con rodillo/palo de amasar, hasta tener un cuadrado de 30 cms.

3.- Con un cuchillo filoso, cortar por la mitad cada cuadrado en diagonal. Después hacerlo una vez más por la mitad, hasta tener ocho triángulos. Partiendo del extremo más ancho, enrollarlos bien apretados hasta formar una especie de puro/cigarrillo.

4.- Poner los rollos en placas de hornear ligeramente enharinadas y tapar con un paño. Dejar leudar durante 40 minutos, hasta que dupliquen su tamaño. Calentar el horno a 220 °C.

5.- Continuar según lo indicado en el paso 8 anterior.

PARA DAR FORMA A LOS LAZOS

  • Un vez que se ha dividido la masa y se han formado las tiras, tomar dos extremos de cada una para hacer un lazo.
  • Cruzar los extremos por encima dos veces y después aprestar en cada lado del lazo. Repetir este procedimiento con cada tira de masa.

A RECORDAR

  • Comienzo: Método de esponjado.
  • Tiempo: 20 minutos.
  • Leudado inicial: 1 ½ a 2 horas.
  • Leudado final: 45 minutos.
  • Temperatura del horno: 220 °C.
  • Horneado: 15 a 20 minutos. Vapor optativo.
  • Rendimiento: 8 lazos.
  • Levadura alternativa: 15 gramos de levadura fresca.

 

Fuente:

Libro del Pan de Eric Treuillé y Úrsula Ferrigno.

Déjenos su comentario