0

Aún no tienes productos en tu carro.

CUANDO LA HERENCIA VIENE EN NUMEROS ROJOS, Por Gonzalo Vergara Yanten.

Hace un par de días utilizando el transporte público en el Centro de la Capital, escuchaba como una mujer le comentaba a otra lo asustaba que estaba su familia. Su padre, un emprendedor de la zona sur de la capital había fallecido hace pocas semanas y había dejado algunos bienes, pero, que no era comparable a las deudas que había contraído a lo largo de los años. No es primera vez que escucho que las personas, no tienen claridad respecto al procedimiento que ocurre frente al fallecimiento de una persona, y como sus herederos tienen la posibilidad de aceptar o renunciar a sus bienes y obligaciones.

Por sorprendente que parezca, los desistimientos de herencia a nivel europeo son mucho más frecuentes que en nuestro país, siendo más habituales de lo que parece.

Pero, ¿por qué podemos evaluar renunciar a una herencia? Los motivos más habituales son:

Si, en determinado momento luego de solicitar en conjunto a la posesión efectiva el inventario que dé cuenta de que existe una dominación de los pasivos por sobre los activos de la masa hereditaria que trasmite el difunto, y por ende, es aconsejable renunciar a una herencia, es necesarios analizar los siguientes consejos:

- La renuncia es irrevocable.

Una vez hagas la renuncia a una herencia, no hay marcha atrás. Pierdes los derechos sobre la misma. La renuncia es un acto personal del heredero que debe hacerlo ante cualquier notario.

- En menores de edad, es necesaria la autorización judicial. En caso que los herederos sean menores de edad, se parte del hecho que una herencia, en principio, le beneficia, por lo que, para que pueda darse la renuncia, es necesaria autorización judicial. Desde una óptica general de nuestra realidad Chilena, no son muchos los menores de edad que reciban herencias trascendentes, pero se han dado casos que los menores sufren perjuicios pecuniarios por los costos adheridos y la mala gestión que se hace a su nombre dela herencia que se les ha transmitido. Es menester tener en cuenta que, un padre, madre o tutor no puede, por sí solo, renunciar a una herencia en nombre de un menor de edad.

Habrá que justificar al Juez las razones de la renuncia, y este autorizar la misma.

Hay dos tipos de renuncia:

a) Renuncia pura y gratuita: El heredero renuncia a la herencia, pero no lo hace a favor de nadie en concreto, sino que sus derechos pasan al sustituto que prevé el testamento o, si no se prevé nada o no hay testamento, al resto de coherederos por medio del conocido como derecho de acrecer.

En este tipo de renuncia, el heredero nunca llega a serlo realmente, por lo que no tiene que liquidar impuesto de sucesiones.

La herencia pasa directamente del fallecido al sustituto, sin pasar por el heredero original.

b) Renuncia a beneficio de alguien: El heredero renuncia pero lo hace a favor de una determinada persona que él quiera. Sus derechos hereditarios los cede a esa persona.

En este caso, se considera que, para que el heredero pueda ceder sus derechos a una persona, antes debe haber heredado, aunque fuese solo durante un minuto, por lo que el heredero tendrá que pagar por el impuesto de sucesiones y la persona, a cuyo favor cede su herencia, tiene que pagar por el impuesto de donaciones.

Por lo tanto, en este segundo tipo de renuncia, se pagan dos impuestos: uno por heredar y otro por donar.

Quién renuncia, lo hace también para sus herederos

Salvo en el caso que exista testamento y se haya previsto expresamente que en caso de renuncia, los derechos del heredero pasan a otras personas (sus propios herederos), la renuncia supone, no solo que el heredero pierda todos los derechos hereditarios, sino que estos no pasan a sus propios herederos.

Por lo tanto, en testamentos en los que no se prevea un sustituto o en los casos en los que no haya testamento, los derechos del que renuncia, pasan al resto de coherederos.

Es decir, en casos de renuncia, no se da el derecho de representación por el que los nietos heredan de los abuelos

Quien renuncia, renuncia para sí y sus herederos, salvo que haya testamento que haya nombrado sustituto

- Los acreedores del heredero pueden aceptar la herencia

Antes hemos indicado que hay gente, con deudas, que renuncia a una herencia para evitar el embargo de bienes. Sin embargo, si los acreedores del heredero deudor logran conocer la existencia de esa herencia, pueden solicitar, a un Juez, que se acepte la herencia para poder cobrar su deuda, porque consideran que esa renuncia les perjudica.

Ind. Ecomómicos: UF: $28,065/ UTM: $49,229/ USD: $721