0

Aún no tienes productos en tu carro.

Los derechos de retiro de la basura

Es de conocimiento público que en nuestro país, las municipalidades son quienes están a cargo de prestar los servicios de aseo domiciliario en sus correspondientes comunas, ya sea directamente o por medio de terceros.

Es decir, en términos prácticos, se encargan de llevar los residuos sólidos domiciliarios, -que tenga la población en sus respectivos inmuebles- a los distintos vertederos.

Pero antes de continuar, ¿qué entendemos por residuos sólidos domiciliarios? Es toda la basura de carácter doméstica que se genera en las viviendas y en cualquier otra fuente en que la composición de los residuos sea similar a la de éstas.

Volviendo al tema de los servicios de extracción, estos deben tener un cobro que cubra los gastos que implica recolectar la basura de las distintas comunas del país.

La regulación en ese sentido, se encuentra establecida en los artículos 7, 8 y 9 del Decreto Ley Nº 3.063 del año 1979, como Cobro de los Derechos de Aseo Domiciliario (en el capítulo de Rentas Municipales). Ahí se precisa que las municipalidades serán las encargadas de cobrar una tarifa anual por el servicio de aseo de cada vivienda, local, oficina, kiosko o sitio eriazo, entre otros.

Sin embargo, la determinación de las tarifas, el número de cuotas en que se divida su costo, las fechas de vencimiento y cualquier aspecto relativo al establecimiento de las mismas, queda bajo el arbitrio de cada municipio en particular, los cuales deben consignar estos aspectos por medio de ordenanzas locales.

Es importante, indicar que cuando hablamos de extracciones de residuos sólidos domiciliarios, nos referimos a aquellos ordinarios y usuales; es decir, los que no sobrepasan un volumen de sesenta litros en promedio diariamente.

Para aquellos casos en que la extracción de residuos sólidos exceda la cantidad indicada y/o para cualquier otra extracción distinta a la de las viviendas o sus símiles, las municipalidades establecerán un monto especial para su cobro, cuando sean ellas quienes provean el servicio. No obstante, las personas naturales o jurídicas (empresas, comerciantes, etc.) podrán ejecutar las extracciones de residuos sólidos por sí mismas, e incluso tienen la opción de contratar a terceros para que le extraigan y transporten todos sus residuos.

Hay que tener cuidado con esto de igual forma, ya que quien desee hacerlo, tendrá que presentar ante su municipalidad respectiva, una declaración autorizada ante notario público, en la cual señale que extraerá por sí mismo los residuos o bien por medio de terceros.

Dado que el pago de los derechos de aseo domiciliario corresponde no sólo a las viviendas habitacionales, sino que también a cualquier comercio establecido, el cobro por estos servicios se realiza de las siguientes formas:

¿Hay algún tipo de exención de pago de estos derechos?

Aunque de manera bastante limitada, existen algunas excepciones, ya que la Ley de Rentas ha establecido que quedarán exentos automáticamente del pago de la deuda de aseo domiciliario, todos aquellos usuarios cuya vivienda tenga un avaluó fiscal inferior a 225 U.T.M. (10.879.425 pesos).

Asimismo se ha señalado en la norma referida, que quedará al arbitrio de las municipalidades el rebajar en forma parcial la tarifa o eximir de su pago íntegro a los usuarios que, en atención a su condición socioeconómica, se vean imposibilitados de hacerlo.

En concreto, podemos indicar que esta exención es bastante restringida, pues se extiende sólo a las propiedades destinadas al uso habitacional, que no sobrepasen el indicado avaluó fiscal o donde los usuarios se encuentren en deplorable situación económica. Por tanto, se excluye totalmente de este beneficio a todos los establecimientos comerciales.

¿Quiénes deben pagar los derechos de aseo?

El Decreto Ley de Rentas Municipales, indica que estos derechos deberán ser pagados por el dueño o por el ocupante de la respectiva propiedad; es decir, puede ser el usufructuario de la propiedad (quien usa y goza de ésta), un arrendatario o incluso un mero tenedor, sin perjuicio de la responsabilidad que pueda afectarle al propietario de la misma.

Sin embargo, hay que entender que todas las personas que ocupen una propiedad y hayan celebrado un contrato que no implique la transferencia del bien inmueble, no estarán obligadas a pagar los derechos de aseo que se hayan cobrado con anterioridad a la celebración de este acto o contrato. Así, los arrendatarios y usufructuarios no tendrán que hacerse cargo de la deuda de las personas que hayan estado a cargo de la propiedad previamente.

Ahora bien, ¿qué pasa cuando usted compra una propiedad que tiene una deuda morosa por derechos de aseo?

Lamentablemente, por haber adquirido el dominio de la propiedad, tendrá que hacerse cargo de la deuda por derechos municipales de aseo domiciliario que se hubiese devengado mientras usted aún no era propietario.

Por otro lado, qué pasa con la deuda de derechos de aseo cuando el titular de la propiedad ha fallecido. La obligación de pagar los derechos de aseo, al igual que cualquier otro tipo de obligación civil, es transmisible a los herederos; esto es, si el deudor de la obligación de aseo domiciliario fallece, sus herederos deberán hacerse cargo de la deuda que éste haya tenido morosa (retardo en el cumplimiento) y obviamente también sobre las que se hagan exigibles en el futuro.

¿La acción de cobro de derechos de aseo domiciliario es prescriptible?

Los derechos de aseo, como bien es sabido, pueden ser objeto de acción de cobro por parte de las municipalidades ante el incumplimiento de pago por parte de los usuarios.

No obstante, los municipios no ejercen las acciones que la ley les otorga por evidentes razones políticas, ya que obviamente no es popular que un alcalde demande a sus propios electores.

Por tal motivo, tras el transcurso de un determinado periodo de tiempo sin que se ejerzan las acciones correspondientes, puede prescribir la facultad de los municipios a exigir el pago de los derechos de aseo domiciliario.

En ese sentido, algunos han entendido que la prescripción de la acción de cobro de derechos de aseo es una de carácter especial, de corto tiempo, según lo ha establecido por el artículo 2.521 del Código Civil, el cual ha señalado que prescribirán en tres años las acciones a favor o en contra del Fisco y de las municipalidades, provenientes de toda clase de impuestos.

Sin embargo, esta prescripción especial no podría aplicarse a este tipo de acción, pues tal como lo ha indicado un reciente fallo de la Corte Suprema (ROL 16.737-2018), no podríamos considerar como impuesto a la tarifa que se cobra por el servicio municipal de extracción de residuos sólidos domiciliarios, porque evidentemente hay una contraprestación de por medio; es decir, el municipio nos presta un servicio, por el cual lógicamente debemos ejecutar un pago. Por tanto, es notable la diferencia con respecto a un impuesto, en el que se debe pagar al Fisco sin obtener ninguna contraprestación por parte de éste.

Por ello, debemos entender que a esta acción se le aplicará la prescripción extintiva ordinaria de 5 años, contemplada en el artículo 2.515 de nuestro Código Civil. Esto quiere decir que, si han transcurrido 5 años o más contados desde que la obligación se hizo exigible (desde la fecha de vencimiento de su deuda de derechos de aseo), usted podrá entablar una demanda de prescripción extintiva ante los tribunales civiles de nuestro país, con el objetivo de que la deuda que haya tenido hacia atrás, ya no pueda ser cobrada.

Es recomendable que sea de su conocimiento, que la prescripción siempre deberá ser declarada por un tribunal civil de nuestro país, previa solicitud de las partes (tribunal que corresponda al domicilio de la respectiva municipalidad).

Por último, es importante indicar que la prescripción extintiva de la acción de cobros por derechos de aseo domiciliario, puede ejercerla tanto una persona natural, como también una persona jurídica (ya sea sociedad, empresa o industria).

ALEJANDRO ESPINOZA ESPINOZA.

ASESOR JURÍDICO.

Alejandroigespinoza@gmail.com

Ind. Ecomómicos: UF: $28,065/ UTM: $49,229/ USD: $721