0

Aún no tienes productos en tu carro.

Celebremos a las madres en su día

El Día de la Madre debe ser una de las fechas que más se celebran en el país, ya que es la ocasión para agasajar a quien nos trajo al mundo y a quien, muchas veces, es el pilar fundamental de la familia.

En los colegios y jardines infantiles se preparan actos y regalos manuales; las empresas organizan eventos y encargan algún presente para las funcionarias que son madres; los restaurantes y hoteles ven colmadas sus reservas y, el retail se lanza con agresivas campañas para vender todo tipo de productos…

En fin, el Día de las Madre es como una segunda Navidad, que genera muchas manifestaciones de cariño y grandes ventas.

En el caso de nuestra industria, la realidad es similar. Varias semanas antes los industriales planifican cuál será su oferta especial. Una vez definida, compran los insumos que se requieren para la ocasión. Y además, muchas veces se ven obligados a organizar turnos especiales para la producción, venta y distribución.

Es un hecho que, en nuestro sector, la pastelería es la que más provecho saca de esta festividad. Es casi un clásico celebrar a las madres con una rica torta, pasteles y algunos dulces. Pero como cada vez la oferta es mayor, es prudente hacer un esfuerzo adicional para destacarse.

Jorge Campodónico, gerente comercial de Collico, reafirma esta idea. Para él, “claramente en esta fecha la diferencia la hacen los detalles, por lo que los panaderos y pasteleros deben dedicarle un tiempo al tema y entender que el consumidor quiere sorprender a esa persona especial”.

“Lo bueno es que todos tenemos madre, por lo que creo que el mejor ejercicio es pensar cómo desde nuestro rol de hijos la sorprenderíamos”, opinó.

Junto con ello, dijo que hay que tener en cuenta “algunas cosas bastante lógicas, como una linda decoración. Además, podemos sorprender a nuestros clientes con algunos gestos, como por ejemplo, regalando una flor o un par de bombones por la compra de una torta o un postre, lo que sin duda será muy valorado y no implica un costo tan alto… la mejor receta en este caso es pensar con amor y buscar sorprender a través de los detalles”.

Le consultamos sobre los productos que ellos impulsan en esta época, y Campodónico nos mencionó que está la clásica torta 3 leches, “para la cual tenemos premezcla de bizcocho, crema pastelera, remojo 3 leches en polvo y merengue. Es decir, todos los ingredientes para hacerla”.

Otra alternativa que destacó por ser rica y un poco más fácil de elaborar, es la torta a base de premezcla brownie, con relleno de mousse de sabores. “Se usa nuestra crema vegetal, coberturas y merengue, además de frutas y pulpas naturales para dar un toque especial”, explicó.

En el caso de Puratos, en los últimos años ha buscado apuntar al nicho que vislumbraron en algunos estudios globales encargados por la marca. Es decir, responder al deseo de comer algo rico y sano.

Por ello, el año pasado para esta celebración, destacaron su línea de productos cero azúcares. Es más, junto a Indupan recorrieron algunas panaderías y pastelerías de Santiago, regalando muestras de un postre con estas características, el que fue todo un éxito entre las clientas y colaboradoras del sector.

En la ocasión, la gerente de marketing, Agnes Abusleme, nos indicó que para responder a esta necesidad, desarrollaron líneas de productos que permiten al industrial elaborar todo tipo de pasteles sin azúcar. “Así por ejemplo, panadería Las Rías vende tortas sin azúcar y esto permite que nuevos clientes puedan festejar con algo rico”.

Señaló que tienen ya unos 13 productos que facilitan una pastelería menos dulce, los que van desde bizcochuelos, cremas y mermeladas para relleno sin azúcar. “Además hay brillos sin azúcar, chocolates y acabamos de lanzar un manjar sin azúcar. La verdad es un rango muy amplio de insumos y opciones para que el pastelero pueda innovar. Se pueden preparar tortas, postres, etc. Nos hemos preocupado de que sean ricos, porque si no tienen buen sabor, a la larga la gente no los va a consumir”.

Hasta el año pasado, la respuesta de los industriales -desde las pymes a los que producen a mayor escala- fue muy favorable en general, pero aún a las panaderías “ultra tradicionales” les ha costado más.

“Uno de los aspectos que las ha desmotivado para dar el salto, es que algunas creen que no se venden tan rápido como los productos tradicionales y que además existe una leve diferencia de precio en los insumos”. Pero aseguró que esto se compensa con la posibilidad de atraer a nuevos clientes.

Puntualizó que a dos años de que se lanzaran las normas de etiquetado en el país, han detectado que los consumidores se están preocupando un poco más, están buscando alternativas sin azúcar y, por ello, cada vez las pastelerías están procurando responder a esta demanda.

La ejecutiva citó un estudio elaborado por la Fundación Chile, que reflejó que 9 de cada 10 chilenos ha cambiado su comportamiento. “La primera preocupación era reducir el azúcar. Entonces, es una tendencia que llegó para quedarse y hay que atenderla”.

HISTORIA Y FECHAS

Los orígenes de la festividad del Día de la Madre se remontan a la Grecia antigua, donde se rendían honores a Rea, la madre de los dioses Poseidón, Hades y Zeus.

Las celebraciones duraban una semana y en ellas se sacrificaban cabras en las raíces de un pino y luego lo arrancaban. Además se incluían ritos de flagelación con sangre y castraciones, y el Día de la Alegría Atis (dios de la vegetación) resucitaba. El cristianismo estaba en contra de estos ritos y empezó entonces una batalla entre la diosa pagana y el dios cristiano. Al ser rituales repelentes entre sí, la diosa perdió seguidores.

En los países cristianos, esta celebración sirvió para venerar a la Virgen María, la madre de Jesucristo. Así, el 8 de diciembre, fecha en que los católicos celebran la fiesta de la Inmaculada Concepción, se festeja el Día de la Madre en Panamá.

En lo que a Estados Unidos concierne, en 1873 mujeres de 18 ciudades realizaron una reunión especial por el Día de la Madre. El 12 de mayo de 1907, la activista Ana Jarvis quiso conmemorar el fallecimiento de su progenitora y estableció una fecha para recordar no sólo a la suya, sino que a todas las madres del país.

Debido a que su campaña se fue extendiendo por todo el territorio, el Presidente Woodrow Wilson, en 1914, declaró que el Día de la Madre se celebre cada segundo domingo de mayo, tradición adoptada por otros países (entre ellos Chile) que permanece hasta la actualidad como una de las fechas más importantes del calendario anual.

Otras fechas en el mundo

Primer domingo de mayo: España, Lituania, Portugal, Sudáfrica, Rumania, Hungría.

Segundo domingo de mayo: Perú, Alemania, Australia, Austria, Bélgica, Brasil, Chile, China, Canadá, Colombia (excepto Cúcuta), Croacia, Cuba, Dinamarca, Ecuador, Estados Unidos, Estonia, Filipinas, Finlandia, Grecia, Holanda, Honduras, Italia, Japón, Letonia, Puerto Rico, Ucrania, Uruguay, Suiza, República Checa, Nueva Zelanda y Venezuela.

8 de mayo: Corea del Sur (Día de los Padres).

10 de mayo: México, El Salvador, Emiratos Árabes, India, Guatemala, Catar, Singapur, Omán y Malasia.

14 de mayo: Samoa.

15 de mayo: Paraguay.

26 de mayo: Polonia.

27 de mayo: Bolivia

30 de mayo: Nicaragua

Último domingo de mayo: Francia, Suecia, República Dominicana y Cúcuta (ciudad colombiana).

Tercer domingo de octubre: Argentina y Bielorrusia.

8 de diciembre: Panamá (Día de la Inmaculada Concepción).


Ind. Ecomómicos: UF: $27,875/ UTM: $48,741/ USD: $682