0

Aún no tienes productos en tu carro.

Lo que debe saber al momento de asegurar su negocio

Somos un país acostumbrado a sufrir catástrofes de origen natural, como sismos, aluviones e inundaciones. A ello se suman otros hechos como incendios y robos, que ponen en riesgo nuestro patrimonio. Sin embargo, pese a la alta frecuencia con que ocurren estas situaciones y las dimensiones de las pérdidas, no nos protegemos.

Así lo revela un estudio del Ministerio de Economía, que estimó que sólo el 38,1% de las empresas tienen al menos un seguro, y que en el caso de las pymes, el 75% no invierte en este tipo de protección.

En el detalle por tipo de empresa, se establece que sólo el 24,1% de las microempresas tiene algún seguro, registro que se eleva a 43,1% en las pequeñas y a 74,7% entre las medianas. En tanto, el 89,5% de las grandes indica que tiene al menos uno.

Entre las compañías aseguradas, destacan los seguros para inmueble e infraestructura, que llegan al 49,4%, y los seguros para maquinarias, con el 35,7%.

Para indagar más en este tema, conversamos con dos expertos de este mercado.

ASOCIACIÓN DE ASEGURADORES

Jorge Claude, vicepresidente ejecutivo de la Asociación de Aseguradores (AACH), dice que las pymes debieran contratar pólizas que protegen ante casos de incendios. “A ellas pueden añadir diversas coberturas adicionales, como el sismo, salida de mar, riesgos de la naturaleza (aluviones, erupciones, inundaciones, etc.) y robo. Estos son los mayores riesgos solicitados”.

Dice que también se pueden contratar otras coberturas, como los daños materiales causados por roturas de cañerías o por desbordamiento de estanques matrices. Además, es posible asegurar las mercaderías o maquinarias al interior de los locales, sin necesidad de contratar cobertura para el edificio.

“En suma, es preciso consultar y verificar qué necesidades de protección tengo como empresario y buscar la alternativa más conveniente. La industria aseguradora es muy competitiva y flexible, por lo que existen productos para cada necesidad”.

Advierte que las compañías siempre indemnizan sobre el monto contratado por las personas aseguradas y se cubre el 100% de los daños por ese valor, descontado un deducible. Por ejemplo, si yo tengo bienes avaluados por 3 millones de pesos, pero aseguré un monto de 1 millón, hasta ahí van a indemnizarse. Por lo tanto, es importante definir bien el monto.

Explica que en un siniestro, “lo primero que debe hacer el asegurado es notificar a la compañía de seguros tan pronto como sea posible, una vez ocurrido el hecho. La compañía designa un liquidador que va a inspeccionar el inmueble siniestrado y eso ocurre bastante rápido, en horas o días”.

Luego comienza el proceso de liquidación que, en los casos normales, tiene un plazo máximo de 90 días para la indemnización. Pero en casos particulares, como por ejemplo desbordamiento y salida de agua, al momento del pago del siniestro existen acciones legales contra un tercero, donde se le solicita al asegurado subrogar a la compañía aseguradora el derecho a reclamar ante ellos. En este caso, la compañía sigue con las acciones legales en nombre del asegurado.

“Es importante que al momento de contratar se busque la mejor alternativa entre todas las existentes en el mercado y se hagan todas las preguntas necesarias. Es óptimo que se haga asesorar, si es necesario, por un corredor de seguros o una compañía, y que lea bien la póliza para no dejar dudas de lo que cubre y lo que no”, explica Claude.

Asegura que, dada la magnitud de productos y competencia del mercado, siempre es mejor tomar un seguro que esperar a que las cosas no ocurran. “Sobre todo para un país donde la naturaleza reclama su espacio muy seguido”.

“En seguros, por muy poco, se evita mucho, y la mejor carta de presentación de que esta es una industria que cumple, es que se pagan más de 21 millones de siniestros al año y la tasa de reclamos es de 1 cada 2.885 siniestros pagados”.

BANCA

Por su parte Silvia Carvallo, jefe de negocios de la gerencia comercial de Seguros BancoEstado, opina que al momento de contratar, lo principal es tener claro qué se necesita cubrir para que una pyme pueda seguir operando en caso de una catástrofe.

Advierte que el principal error de los contratantes, es tomar un seguro pensando sólo en robos, pero sin ver la necesidad de cubrir también el riesgo de un incendio, para lo cual el monto asegurado que se necesita es mayor. “Se debe pensar, si pierdo todo, cuál es el monto que necesito disponer para poder volver a levantar mi negocio; el robo siempre será menor que el de un incendio”.

Carvallo dice que, a pesar de las grandes ventajas, los contratos son pocos en relación al número de pymes, porque éstas no tienen grandes márgenes de ingresos y ven a los seguros como un costo alto.” Sumado a esto, creo que existe un desconocimiento de cómo funcionan y operan los seguros”.

Señala que las críticas se producen porque las personas “adquieren el seguro más barato y no el que realmente se ajuste a sus necesidades de cobertura, y cuando tienen un siniestro, el seguro no les cubre todo lo que se requiere".

Además, porque “no recibieron toda la información por parte del ejecutivo respecto al seguro que están contratando”.

“Deben entender igualmente, que si toman el seguro en el año 2015 y luego compran nueva maquinaria que debe estar cubierta, hay que revisar y aumentar el monto asegurado. Así, en caso que se incendie todo, el monto alcanzará para pagar y cubrir los nuevos equipos”.

Finalmente, apunta a que se generan molestias cuando los clientes se encuentran con sorpresas, lo que se debe a que muchas veces estos no lee las exclusiones que tiene un seguro.

Comenta que en BancoEstado cuentan con un seguro que se denomina Protección Global MyPE, el que entrega una cobertura integral a los bienes que son fundamentales para la estabilidad y la continuidad de los servicios y actividades que realizan los clientes del segmento pequeñas empresas y microempresas.

Cubre así los riesgos de robo, incendio y daños materiales (incluye sismos). También protege los bienes raíz y/o los bienes muebles, considerando maquinarias y equipos móviles de propiedad del asegurado que se encuentren dentro de la ubicación que está indicada en la propuesta del seguro Protección Global MyPE.

Agrega que la documentación que se requiere presentar en caso de siniestro, es la siguiente:

Para denuncio de las coberturas de incendio y daños materiales:

Para denuncio de las coberturas de robo con fuerza en las cosas y violencia en las personas:

Ind. Ecomómicos: UF: $27,875/ UTM: $48,741/ USD: $682