0

Aún no tienes productos en tu carro.

Los errores más típicos que mantienen atrapados a los dueños en sus propios negocios


Es común encontrarse con que la gran mayoría de los empresarios pymes tomó la decisión de emprender un negocio con claros propósitos en mente: Libertad, tiempo y bienestar económico; en otras palabras, lo que comúnmente se entiende como calidad de vida.

Lamentablemente, tales propósitos se ven postergados y a veces hasta olvidados, ya que la casi totalidad de los dueños enfrentan problemas que terminan por mantenerlos atrapados en un trabajo de tiempo completo que no da tregua y, muchas veces, no les permite disponer del tan anhelado tiempo libre.

Así lo explica Fernando Peirano, consultor de ActionCOACH, con más de 25 años asesorando a pequeñas y medianas empresas, quien describe de la siguiente forma las dificultades que tienen:

En su opinión, esto afecta de igual forma a los dueños de negocios en todas partes del mundo. “Estos problemas resultan ser síntomas de las verdaderas causas que se encuentran en los errores que ellos mismos repiten a lo largo de su vida y que provocan la renuncia a los verdaderos propósitos por los que decidieron emprender…. lógico, ya en ninguna parte enseñan lo que es ser dueño de un negocio”.

ERRORES

“Año tras año, enfrentan los mismos problemas: Empiezan por aceptar cosas que no deberían y que terminan siendo parte de su ambiente natural de trabajo. No están satisfechos con la situación de su empresa, porque los problemas ya los conocen, no les gustan y se enojan cuando ocurren, pero ya no saben cómo resolverlos”, explica Peirano.

¿QUÉ SE PUEDE HACER?

Según este asesor, la buena noticia es que estos problemas tienen solución. “Hay que tomar la decision de cambiar la forma en que se ha operado el negocio. Si bien el dueño logró mantener su negocio funcionando, es una dificultad que todo dependa de él”.

“Es hora que descubran que eso no es un ´negocio´ –agrega-, más bien parece ser un empleo… En la definición de ActionCOACH, un ´negocio´ es una empresa comercial, rentable, que funciona bien (en forma predecible y sobre la base de procesos) y no requiere la presencia del dueño”.

¿Cómo hacerlo? Antes de iniciar un proceso, debe cambiar la forma en que piensa respecto de lo que es el “trabajo” del dueño en un negocio. En efecto, el rol de un dueño es ocuparse del crecimiento y del futuro del negocio, pero no del día a día. Mientras no esté convencido firmemente de cambiar lo que ha venido haciendo, se mantendrá destinando su tiempo a trabajar “en o dentro” del negocio, en lugar de enfocarse en trabajar “para” el desarrollo de su negocio.

“Suelo explicar la diferencia entre ambos enfoques de la siguiente forma: Imagine que su negocio es un gran barco y, por lo tanto, usted es el capitán. Trabaje “para” el negocio cuando esté en el puente de mando, planificando, liderando, estableciendo los puertos a los que quiere llegar y estudiando las condiciones de navegación. Pero si está trabajando “en o dentro” del negocio, se encontrará en la sala de máquinas y encargado de que el barco funcione y se mantenga navegando. La pregunta es: ¿dónde pasa la mayor parte del tiempo?, ¿en el puente de mando o en la sala de máquinas?”.

“Si, como la mayoría, su día a día es la sala de máquinas –dice-, debería preguntarse ¿hacia dónde se dirigirá mi barco? La respuesta ya la sabe: Hacia donde lo lleven los vientos y las mareas”…

El proceso para tomar verdadero control de su negocio y evitar los errores más frecuentes que cometen los dueños, consiste en 6 pasos según ActionCOACH:

  1. DOMINIO de su negocio. Eliminar el caos, entender los números y anticiparse a los problemas. El resultado será que su negocio se volverá estable. Ya no se preocupará más del pago de los sueldos a fin de mes o de pagar las cuentas.

  2. Encontrar uno o varios NICHOS para sus productos y servicios. Aplique estrategias para atraer clientes, vender más y crecer en resultados del negocio. Será capaz de predecir su flujo si conoce bien su mercado. Aquí es donde su negocio comienza a generar flujo y a trabajar para usted.

  3. APALANCAMIENTO. El término apalancamiento viene justamente de lo que puede lograr cuando usa una palanca. Se trata de eficiencia o de hacer más con menos. Aquí es cuando comienza a apalancarse su negocio y a crear más tiempo para usted mismo. Debe mantenerse enfocado en lograr eficiencia en las áreas clave de su negocio.

  4. EQUIPO. El equipo se proveerá de una estructura para soportar el crecimiento personal y del negocio. Ahora tendrá la posibilidad de tomar largas vacaciones y confiar en que su equipo está manejando el negocio por usted. Ya no será necesario que se ocupe de todo en su empresa y se reservará sólo para situaciones de excepción.

  5. SINERGIA. Aquí es cuando todo parece encajar en su negocio y su rol se parece al de un director de orquesta. Puede entonces comenzar la estrategia para su siguiente etapa de actividad empresarial. El negocio es una máquina bien lubricada. Recupera tiempo libre y ahora puede planificar sus siguientes acciones.

  6. El último paso son los RESULTADOS. El dueño comienza a cosechar las recompensas del negocio y puede invertir en otros negocios o tomar tiempo para su propio crecimiento personal.

Ind. Ecomómicos: UF: $27,977/ UTM: $49,033/ USD: $710