0

Aún no tienes productos en tu carro.

Lo que nos aporta el pan


Lo que nos aporta el pan

Carbohidratos: El componente principal del pan es el almidón, un hidrato de carbono complejo que proporciona a nuestro organismo la energía que necesita.

Fibra: El pan es fuente de fibra, sobre todo el integral. Éste tiene un contenido en fibra dietética de unos 7,5 g/100 g, mientras que el blanco aporta unos 3,5 g/100 g.

Proteínas: El pan contiene entre 7-10% de proteínas, las que al ser consumidas junto a otros alimentos como carne, pescado, huevos o lácteos, mejoran la calidad de las proteínas totales ingeridas.

Grasas: Están presentes en bajas cantidades y en ellas se encuentran ácidos grasos insaturados (ácido oleico y linoleico), esenciales y beneficiosos para el organismo.

Vitaminas: Principalmente hidrosolubles del grupo B. Un consumo de 100 g de pan nos aporta el 5% de la ingesta diaria recomendada de vitamina B1, niacina y folatos.

Minerales: El pan nos aporta principalmente selenio, zinc y hierro y, en menor cantidad, magnesio, potasio, calcio y yodo.

BENEFICIOS POR EDAD

En la infancia es un alimento básico para satisfacer las necesidades de energía y nutrientes. Estudios han demostrado que los niños que consumen más pan, presentan un menor porcentaje de sobrepeso y obesidad, realizan una ingesta más adecuada de nutrientes, tienen dietas más equilibradas, poseen un menor índice de masa corporal (IMC) y registran mejores indicadores de riesgo cardiovascular.

En los ancianos, además de ser un alimento de fácil masticación, deglución y digestión, su consumo ayuda a equilibrar la dieta, especialmente en vitaminas y minerales.

En las mujeres embarazadas, un consumo de 250 g/día de pan integral, satisface las necesidades de fibra y contribuye a cubrir los requerimientos de minerales y vitaminas. Además, les aporta una importante cuota de ácido fólico (adicionado a la harina), para evitar malformaciones.

Es importante tener en cuenta que cuando se realiza una actividad física extra, se debe aumentar el consumo de alimentos ricos en carbohidratos (cereales como arroz, maíz, galletas, pan, pastas, etc.), ya que al agotarse las reservas energéticas se produce un estado de fatiga y agotamiento, lo cual reduce al mínimo la intensidad e incluso, en ocasiones obliga a detener el ejercicio. Como mencionábamos anteriormente, el pan es una fuente de carbohidratos que dan energía al cuerpo y por ser de rápida absorción, ayudan a retrasar la fatiga y aportan energía para continuar con el ejercicio. El pan de hojaldre es uno de los que aporta mayor cantidad de grasa en comparación con otros tipos de pan, por tanto su aporte energía es mayor y lo hace recomendable para la práctica deportiva.

Comer pan no engorda, al contrario de la creencia popular y según las conclusiones del estudio “Influencia del consumo de pan en el estado ponderal: Revisión sistemática”, elaborado por el doctor Luis Serra Majem en Colombia. No existe ningún fundamento científico que justifique la exclusión del pan en la alimentación habitual de la población con el fin de evitar la obesidad o el sobrepeso. Incluso en dietas de reducción de peso, se recomienda una ingesta diaria de 100 g de pan.

Ind. Ecomómicos: UF: $28,065/ UTM: $49,229/ USD: $721