0

Aún no tienes productos en tu carro.

Alcaldesa Evelyn Matthei: “Indupan tiene socios que dan trabajo y oportunidades a miles de personas”

Su nombre completo es Evelyn Rose Matthei Fornet. Está casada con Jorge Desormeaux y tiene 3 hijos (Jorge, Roberto y Antonia). Es economista de la Universidad Católica y una de las líderes históricas e indiscutidas a la derecha política del país en las últimas décadas; tanto así, que fue candidata presidencial de ese sector.

Su vida dio un giro el 6 de diciembre de 2016, cuando dejó atrás su exitosa trayectoria académica, en empresas privadas, el parlamento y como ministro, para asumir un cargo de servicio directo a los ciudadanos en el rol de alcaldesa de Providencia.

Para conocerla un poco más le consultamos sobre su formación académica. Nos dijo que su época escolar transcurrió en el Colegio Alemán de Santiago. “Durante ese periodo estudié piano, teoría de la música y armonía. Cuando salí del colegio me fui a Londres, donde seguí con mis estudios de piano. Además trabajé como traductora en la embajada de Chile en Inglaterra”.

De regreso en el país y mientras estudiaba ingeniería comercial en la Universidad Católica (donde obtuvo el grado académico de licenciada en economía en 1979), fue ayudante en varias cátedras, como "Administración Organizacional", "Introducción a la Economía", "Teoría de Precios I", "Teoría y Política Monetaria" y "Aspectos Reales de la Economía Internacional".

TRAYECTORIA ACADÉMICA

Una vez egresada fue profesora titular del curso "Aspectos Reales de la Economía Internacional" y de “Introducción a la Economía" en la Universidad Católica de Chile.

“Mis primeros trabajos los realicé como investigadora del Departamento de Estudios de Forestal S.A. y en la Superintendencia de Administradoras de Fondos de Pensiones (AFP). También fui subgerente de Establecimientos Comerciales, Turismo y Seguros Bancard S.A”.

- ¿Cómo y por qué se inició en la vida pública?

Yo estudié economía y cuando ingresé a la vida pública, mi principal preocupación era cómo poder colaborar para dar mayor equidad e igualdad en las políticas sociales. Pero no desde una arista ideológica, como muchas veces se da, sino más bien pensando en cómo poder aportar desde la economía.

Me tocó ser ministro del Trabajo y muchos no lo saben, pero políticas sociales como el posnatal de 6 meses, mejoras en el seguro de cesantía o la reducción de horas de trabajo de las trabajadoras de casa particular, son tres modificaciones que tuvieron un impacto muy menor para el Estado en cuanto a costos, pero un tremendo impacto social para las y los beneficiados. Eso es posible de hacer desde la economía.

- ¿En qué etapa comenzó su trabajo político?

En 1988, año en que ingresé a Renovación Nacional. Ahí era parte de la Comisión Política y posteriormente fui vicepresidenta. Luego fui elegida diputada por Las Condes y más tarde por San Antonio. Por último fui senadora por la Región de Coquimbo durante 2 periodos.

Y a eso se agrega que fui ministro del Trabajo, candidata presidencial y, ahora, alcaldesa de Providencia.

- ¿En qué y cómo influyó la figura de su padre (Fernando Matthei Aubel, ex comandante en jefe de la Fuerza Aérea de Chile y miembro de la Junta Militar de Gobierno) en el camino que ha recorrido?

Él fue un padre extraordinario y maravilloso, que nos enseñó a gozar la vida, a no tener rencores, a trabajar muy duro y a decir lo que se piensa.

Su forma de ser nos marcó a todos los hijos, y creo que su profesionalismo, su amor por Chile y, principalmente su apego irrestricto a lo correcto, fueron los pilares de lo que yo soy ahora.

- ¿Qué es lo que más le satisface del trabajo en el municipio?

Poder escuchar y compartir con los vecinos, y entregarles soluciones en el corto plazo. A veces como parlamentaria o como ministro, los tiempos son muy lentos, pero como alcaldesa uno tiene la facultad para agilizar procesos y ayudar de manera más rápida y eficiente a los vecinos

- ¿Qué ha sido lo más ingrato en este rol?

Darme cuenta que personas irresponsables despilfarraron más de 7 mil millones de pesos desde la Corporación de Desarrollo Social. Esos dineros eran destinados a los estudiantes más vulnerables de los establecimientos municipales de la comuna.

Uno puede entender que existan personas que no sean muy capaces para hacer un trabajo, pero aquí hubo negligencia extrema y mucha irresponsabilidad para malgastar millones de pesos de los niños y niñas de los colegios de Providencia.

- ¿Dónde cree usted que existe una mayor brecha a resolver al interior de su municipio?

En Providencia hay una “pobreza encubierta”. Familias, principalmente de la tercera edad, que tienen serios problemas económicos y de salud, y que dependen mucho de la ayuda estatal y de nuestro municipio. Por eso es que nosotros tenemos varios programas de ayuda que están orientados a socorrerlos y a ayudarlos de diferentes maneras, sobre todo en el área de salud gracias a nuestros Cesfam (Centro de Salud Familiar).

- ¿Se siente parte de esta nueva generación de mujeres empoderadas?

No sé si “empoderada” es el término correcto, pero cuando yo comencé en política, éramos muy pocas las parlamentarias en el Congreso. Hoy gracias a la ley de cuotas hay muchas más mujeres, lo que es muy positivo para la democracia y la representatividad.

Como era una de las primeras mujeres en tener un cargo de parlamentaria, la ciudadanía siempre me ha visto con una mujer con opinión, que decía las cosas de frente. Creo que eso ayudó a muchas mujeres a “creerse el cuento” y optar por trabajos que eran siempre de hombres.

- ¿Qué siente cuando jóvenes estudiantes de su municipio protestan por defender derechos de las mujeres?

Siento envidia de no tener 17 años y protestar con ellas. Me alegra mucho que las mujeres salgan a la calle y defiendan sus derechos.

Yo las apoyo al 1000% y estoy muy contenta con que las mujeres marchen y manifiesten su punto de vista, pero siempre con respeto y no generando incomodidad a la ciudadanía.

- ¿El tema seguridad es el que preocupa hoy más a los vecinos de Providencia?

Así es, y por eso estamos realizando varias acciones que buscan disminuir la delincuencia, para que los vecinos se sientan seguros.

Hemos realizado intervenciones en algunas calles de Pedro de Valdivia Norte, para evitar portonazos, así como hemos trabajado de la mano con la 19º Comisaría de Carabineros, para aumentar la fiscalización en todos los barrios de la comuna.

Sumado a esto, erradicamos el comercio ilegal de las calles e instalamos cámaras que detectan los vehículos robados.

Queremos que nuestros vecinos se sientan seguros y tranquilos, tanto en sus hogares como en las plazas y calles de Providencia.

- ¿Cómo apoyan a los emprendedores?

Providencia cuenta con un Departamento de Desarrollo Económico Local, dedicado 100% al apoyo de emprendedores.

Este Departamento se preocupa de entregar apoyo y asistencia técnica, capacitación, orientación y búsqueda de financiamiento y otras instancias de apoyo pensadas para los micro y pequeños empresarios, así como para las asociaciones gremiales.

- ¿Por qué usted y el municipio han apoyado las actividades que realiza Indupan, como el concurso de la mejor marraqueta?

Hay un interés de este municipio en apoyar el emprendimiento y el comercio justo. Sabemos que Indupan tiene personas que con esfuerzo entregan trabajo y oportunidades a miles de personas. Son un motor fuerte de nuestra industria, que merece todo el apoyo de las diversas entidades públicas.

Personalmente me tocó ver algunas cosas como ministro del Trabajo y ha sido muy grato, ahora como alcaldesa, poder seguir dando espacios de apoyo para que sean parte de las actividades que se realizan en nuestra comuna.

- ¿Qué valor le otorga a los negocios de barrio, como las panaderías?

Representan esa vida de barrio que tanto apreciamos y queremos en Providencia. Hoy cada día aparecen grandes cadenas, pero nosotros en esta comuna queremos cuidar lo más posible esa vida tranquila, donde la panadería y la amasandería juegan un rol fundamental.

- ¿Cuál es el pan que más le gusta y con qué lo disfruta?

La marraqueta crujiente y recién horneada. Con mantequilla, con queso, con palta. Es rica con todo.

- Si le dieran a elegir un producto tradicional de pastelería, ¿con cuál se quedaría y por qué?

El Strudel por lejos. Es muy típico en Alemania y en mi casa era un clásico.

Ind. Ecomómicos: UF: $27,953/ UTM: $49,033/ USD: $688