Bagels (Rosquillas)

Tiernos bollos de color blanco y forma de anillo, que fueron alguna vez el pan de cada día de los judíos en Europa oriental. Desde entonces se han asociado igualmente a Nueva York, con sus clásicos desayuno de rosquillas y queso crema. La palabra “bagel”, en alemán significa “anillo” o “brazalete”.

Antes del horneado, reciben un rápido hervor, que les confiere un característico exterior brillante y un interior denso y tierno.

INGREDIENTES

  • 2 cucharadas de levadura seca.
  • 1 ½ cucharada de azúcar flor refinada.
  • 300 ml de agua.
  • 500 gramos de harina de fuerza, más tradicional para amasar.
  • 1 ½ cucharadita de sal.

ELABORACIÓN

1.- Colocar la levadura y el azúcar flor en un tazón con 100 ml de agua. Dejar reposar por 5 minutos. Revolver para que se disuelvan. Juntar la harina y la sal en un bol grande. Hacer un hoyo en el centro de la harina y verter el agua de la primera mezcla.

2.- Verter la mitad del resto de agua en el hoyo. Mezclar la harina. Añadir revolviendo el agua restante, según sea necesario, hasta formar una masa firme y húmeda.

3.- Volcar la masa sobre una superficie bien enharinada. Amasar durante 10 minutos, hasta que quede homogénea y elástica. Mientras se amasa, añadir poco a poco más harina para trabajarla bien, sin que se pegue. La masa debe quedar firme y dura.

4.- Ponerla luego en un recipiente ligeramente aceitado. Darla vuelta para que se cubra de aceite y tapar con un paño. Dejarla leudar durante aproximadamente 1 hora, hasta que doble su tamaño. Desinflar y dejar en reposo durante 10 minutos más.

  1. Cortar la masa en ocho trozos iguales. Formar una bola con cada uno de ellos. Hacer un anillo con cada bola, pasando un dedo enharinado por el centro.

6.- Hacer girar el dedo en círculo para estirar y ensanchar el agujero. Después, hacer girar el anillo alrededor del dedo índice de una mano y el pulgar de la otra, hasta que el agujero tenga aproximadamente un tercio del diámetro de la rosquilla.

7.- Poner las rosquillas en una placa de hornear ligeramente aceitada. Seguidamente, tapar con un paño húmedo y dejar en reposo durante 10 minutos.

8.- Romper el hervor en una cacerola con agua. Después bajar el fuego para que el agua hierva suavemente. Poner dos o tres rosquillas en el agua, usando una espumadera. Hervir según las instrucciones que se dan más abajo.

  1. Pasar las rosquillas escurridas a una placa de hornear aceitada de forma ligera. Llevar a horno previamente calentado y dejar 20 minutos o hasta que adquieran un color dorado. Luego enfriar sobre rejilla de alambre.

¿CÓMO HERVIR LAS ROSQUILLAS?

Hacerlo en tandas de dos a tres unidades, sin tapar, durante aproximadamente 1 minuto, hasta que floten. Darlas vuelta de inmediato. Retirarlas del agua con una espumadera y dejarlas escurrir.

A RECORDAR

  • Leudado inicial: 1 hora.
  • Temperatura del horno: 220°.
  • Horneado: 20 minutos, con vapor operativo.
  • Rendimiento: 8 rosquillas.
  • Levadura alternativa: 15 gramos de levadura fresca.

Déjenos su comentario