Master chef “Pola”, visitó pastelería Tía Lucy

El jueves 1° de junio tuvimos una televisiva visita en nuestro sector. Se trató de Pola Jakasovic, una de las más populares competidoras de la tercera temporada de adultos de Máster Chef Chile, quien concurrió hasta las dependencias de Pastelería Tía Lucy en La Florida.

Su presencia en el lugar se produjo por gestión de Indupan Santiago, con el objetivo de que esta cocinera amateur pudiera conocer en profundidad el trabajo que se realiza al interior de una prestigiosa empresa del rubro.

Pola aceptó motivaba porque reconoce que en el contexto de la competencia realizada en el programa de Canal 13, elaboró “la peor torta de la historia”. Con la sonrisa que le caracteriza, recuerda que en su preparación no le subió el bizcocho y, además, lo presentó crudo. “Imagínate lo que fue cortarlo y rellenarlo, jajajaja. Fue un verdadero desastre que me llevó a la prueba de eliminación”.

En la pastelería fue recibida por Alejandro Villarroel, administrador e hijo de la dueña y fundadora de la empresa (Luz Retamal). Él nos dio todas las facilidades para que Pola pudiera recorrer las diversas instalaciones y para que conociera las distintas etapas involucradas en la elaboración de postres, pasteles, tortas y hasta empanadas.

Ella participó en algunas de las tareas del área de producción, interactuando en cada ocasión con los equipos de trabajo y aprendiendo, gracias a su ayuda, algunos secretos que le ayudarán a que su próxima torta no tenga los errores que causaron la ira de los jurados televisivos.

Al término de su recorrido disfrutó de un pastel y recibió de regalo una torta “Amapola”. Antes de retirarse del lugar, nos comentó que quedó muy impresionada por el nivel de profesionalismo que pudo observar en el trabajo de los funcionarios(as) de la pastelería. “En verdad no es una tarea fácil, se requiere de experiencia y talento. Acá todo se elabora con extremo cuidado, siguiendo estrictamente los procedimientos y con mucho cariño”.

Recordemos que Pola partió en Máster Chef siendo una de las más débiles en términos gastronómicos, pero que capítulo a capítulo dio muestras de notables avances. Gracias a ello, pudo mantenerse en competencia por varias semanas y hasta logró tener el mérito de un “mejor plato” en una de las pruebas.

Tiene 42 años, nació en Magallanes pero vive en Reñaca y es diseñadora de carteras de cuero. Tiene 4 hijos y es separada. Aprendió a cocinar por su cuenta y de manera autodidacta a los 24  años y dice tener el “toque innato”, ya que de la nada hace algo.

Luchadora, extrovertida y apasionada, decidió no volver a cocinar desde que se separó el año pasado, pero dice que entrar al programa le sirvió para retomar algo que le gusta. Es decir, entretenerse y pasarlo bien cocinando.

Déjenos su comentario