Pan plano con tomate y queso azul.

El pan plano es una receta mediterránea cuyo secreto está en usar muy poca o ninguna levadura. Este pan plano con berenjena, tomate y queso es ligero y aunque preparar la masa toma tiempo, es una entrada que vale la pena probar.

*Receta Seasons 52

8 porciones/ 50 minutos

229 calorías (porcentaje de calorías por grasa, 27) por porción

Ingredientes

  • 2 Onzas de aceite de oliva
  • 1 Cucharada de ajo, picado y ligeramente salteado (o pasta de ajo)
  • ½ Tazas de queso parmesano rallado
  • 1 Manojo de hojas de albahaca
  • tomates cortados en rodajas muy finas
  • ½ Tazas de queso azul desmenuzado
  • 1 Pizca de pimienta negra recién molida
  • 1 Taza de agua, caliente al tacto (110 a 115 grados)
  • 1 Cucharadita de azúcar granulada
  • ¼ Cucharadita de levadura seca activa
  • 4 Cucharadita de aceite de oliva extra virgen
  • 1 Taza de harina de trigo
  • 1½ Taza de harina integral de trigo
  • 1 Cucharadita de sal
  • ½ Cucharadita de pimienta negra recién molida
  • berenjena grande cortada en rodajas muy finas

Direcciones

  1. Para el pan: En una taza para medir combina el agua, azúcar y la levadura.
  2. Deja reposar por unos 5 minutos o hasta que la levadura se ponga burbujeante.
  3. Agrega el aceite de oliva.
  4. En un tazón mediano, combina la harina para todo uso y todo el trigo, la sal y la pimienta.
  5. Hacer un pozo en el centro y vertir la mezcla con la levadura.
  6. Revuelve con una cuchara de madera para combinar.
  7. Voltea la mezcla sobre una superficie ligeramente enharinada.
  8. Con las manos ligeramente enharinadas, amasa de 8 a 10 minutos.
  9. Añade más harina cuando la masa se pega a las manos o a la superficie hasta que la masa quede lisa.
  10. Transfiere la masa a un recipiente hondo ligeramente aceitado.
  11. Cubre con envoltura de plástico o una toalla húmeda y dejar reposar de 1 a 2 horas hasta que se duplique en tamaño
  12. Una vez que la masa ha crecido, golpéala con los puños hacia abajo y luego dividirla en 4 partes iguales.
  13. Amasa cada trozo de masa sobre una superficie ligeramente enharinada durante 1 minuto hasta hacerla una bola apretada.
  14. Pon las bolas de masa en una bandeja engrasada, cubre y guarda en la nevera durante 20 minutos o más. (Masa se puede hacer con un día de antelación).
  15. Para hacer los panes: Coloca una bandeja para pizza sobre la rejilla más baja del horno y precalienta el horno a 500 grados.
  16. Sobre una superficie ligeramente enharinada, pon una bola de masa de pan sin levadura y con un rodillo forma un disco fino no mayor a 1/8 pulgada de espesor.
  17. Transfiere la masa a una pala de madera para pizza ligeramente enharinada.
  18. Rocía la masa con el aceite de oliva extra virgen y espolvorea con ajo picado (o pasta de ajo asado, y con 2 cucharadas de queso parmesano.
  19. Agrega 3 a 4 rebanadas de berenjena, luego las hojas de albahaca fresca.
  20. Añade 2 o 3 rodajas de tomate. Cubra la masa con 2 cucharadas de trozos de queso azul y pimienta negra al gusto.
  21. Rocía con un poco de aceite de oliva, desliza suavemente la masa al molde para pizza con la pala de madera.
  22. Hornea de 4 a 6 minutos, hasta que la corteza está crujiente y de color dorado casi marrón.
  23. Quita el pan plano del horno con la pala y corta sobre una superficie plana.
  24. Repite el proceso con los restantes tres discos de pan plano.
  25. Para le berenjena: Precalienta el horno a 375 grados.
  26. Remoja las rebanadas de berenjena en agua fría durante 5 minutos. Déjalas escurrir y sécalas con toallas de papel.
  27. Prepara 2 moldes para hornear con aceite de oliva.
  28. Coloca las rebanadas en una sola capa sobre los moldes y luego les rocía otro poco con el aceite.
  29. Sazona con sal y pimienta al gusto y deja asar durante 10 minutos hasta que estén ligeramente doradas
  30. Deja enfriar y sirve.

Déjenos su comentario