ASPECTOS A TENER EN CUENTA EN LA REFORMA TRIBUTARIA

El 08 de febrero recién pasado, se publicó en el Diario Oficial la Ley N°20.899, conocida también como la “ley de reforma a la reforma tributaria”. En términos generales, ésta introduce las siguientes modificaciones:

1.- Restricción de opciones al sistema de tributación. Dados los múltiples cuestionamientos respecto de la coexistencia de varios mecanismos, la reforma restringió la opción del sistema de renta atribuida, sólo a las comunidades, sociedades de personas y a las sociedades por acciones conformadas exclusivamente por personas naturales. En tanto, al sistema parcialmente integrado, podrán acogerse todas las empresas, aunque será obligatorio para las sociedades anónimas, las empresas que tengan un dueño que sea persona jurídica y aquellas acogidas al 14 ter.

2.- Reducción de los registros tributarios. En el sistema parcialmente integrado se disminuyen de 6 a 4, por lo que las empresas deberán mantener los siguientes registros: Rentas afectas a impuestos;  diferencia entre depreciación acelerada y normal; rentas exentas de impuestos finales e ingresos no constitutivos de renta y, saldo acumulado de créditos, debiendo registrarse separadamente los créditos generados en el nuevo régimen, aquellos asociados al FUT histórico y los créditos contra impuestos finales. Para el caso de la renta atribuida, se mantienen los mismos registros que para el parcialmente integrado, y sólo se cambia el primero para controlar que tales cantidades no vuelvan a tributar cuando sean retiradas, distribuidas o remesadas.

3.- Aumento de beneficio de reinversión a pymes. Se extiende el beneficio de rebaja en la base imponible del Impuesto de Primera Categoría, de una parte de la renta líquida reinvertida en la empresa. La rebaja se aumenta al 50% de la renta líquida imponible, con un tope de 4.000 UF. Este beneficio puede ser utilizado por empresas con un promedio anual de ingresos no superior a 100.000 UF en los últimos tres ejercicios comerciales.

4.- Correcciones en sistema 14 ter (pymes). Se reduce el concepto de relacionado para los efectos de sumar ingresos, y para el tratamiento de los ingresos devengados. Tampoco se considerará para los límites, las ventas y los ingresos extraordinarios obtenidos en 2015 y 2016. Los créditos incobrables castigados, se podrán descontar para determinar los límites de venta.

Además, si una empresa que tributa sobre contabilidad completa, opta por el sistema 14 ter, el FUT que tenía la empresa que cambia de sistema, pasa a ser un ingreso diferido que puede ser pagado en 5 años como máximo.

5.- Extensión del prepago del FUT. Se amplía hasta el 31 de diciembre 2016, el plazo para optar al pago del FUT acumulado con una tasa rebajada de 32%, o bien con una tasa promedio de los tres últimos años de Impuesto Global Complementario, en el caso de las personas naturales. Además, se dispuso que el FUT total o parcialmente pagado, ya no quede dentro de un registro, sino que pueda ser distribuido libremente por los contribuyentes.

Como se ve, este año será decisivo para las empresas, las que deberán evaluar desde el punto de vista económico y financiero, la elección del sistema de tributación. Esta decisión puede resultar relevante en el éxito del negocio, por lo que resulta recomendable analizar posibles reestructuraciones societarias, que permitan enfrentar el nuevo modelo de tributación a partir del año 2017.

Por Felipe González Cataldo, Abogado experto en Derecho Tributario

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Déjenos su comentario